El Paraceratherium: El Gigante de los Mamíferos Terrestres

El Paraceratherium: El Gigante de los Mamíferos Terrestres

Los mamíferos terrestres más grandes que jamás hayan existido fueron los paraceraterios, un género extinto de rinocerontes gigantes que vivieron en Asia durante el Eoceno y el Oligoceno, hace entre 56 y 23 millones de años. Los paraceraterios eran tan grandes que a menudo se les denomina «rinocerontes lagartos».

Tamaño y apariencia

El paraceraterio más grande, Paraceratherium transouralicum, podía alcanzar los 7 metros de longitud, 4 metros de altura y pesar hasta 20 toneladas, lo que es más que cuatro elefantes africanos. Tenía un cuello largo y delgado, patas largas y delgadas, y una cabeza pequeña con un hocico alargado. Sus dos incisivos superiores eran largos y curvados, y se extendían hasta la boca.

Dieta

Los paraceraterios eran herbívoros y se alimentaban de hojas, ramas y frutas. Su cuello largo les permitía alcanzar hojas y ramas de árboles altos.

Hábitat

Los paraceraterios vivían en una variedad de hábitats, desde bosques tropicales hasta praderas. Se han encontrado fósiles de paraceraterios en Asia central, China, Mongolia, Pakistán y Europa.

Extinción

Los paraceraterios se extinguieron hace unos 23 millones de años. La causa de su extinción es desconocida, pero se cree que pudo deberse a un cambio climático o a la presión de los depredadores.

Importancia

Los paraceraterios son un ejemplo de los grandes mamíferos que habitaron la Tierra en el pasado. Su tamaño y apariencia los convierten en uno de los animales más fascinantes de la historia.

Avances recientes

En los últimos años, se han descubierto nuevos fósiles de paraceraterios que han ayudado a los científicos a comprender mejor su biología y comportamiento. En 2023, se descubrieron fósiles de una nueva especie de paraceraterio, Paraceratherium linxiaense, en China. Esta especie era más pequeña que Paraceratherium transouralicum, pero aún así era un animal enorme, con una longitud de unos 6 metros y un peso de unas 10 toneladas.

Estos nuevos descubrimientos están ayudando a los científicos a reconstruir la historia evolutiva de los paraceraterios y a comprender mejor su papel en el ecosistema.